Osteopatía infantil

Entre el nacimiento y la pubertad el organismo experimenta cambios anatómicos, fisiológicos y psíquicos a un ritmo trepidante a raíz de las influencias internas y externas. En ninguna otra fase del desarrollo estos cambios influyen tanto en el crecimiento. La Osteopatía ofrece, sobre todo en los niños, la ventaja de poder actuar de forma preventiva, y puede representar un gran éxito en el tratamiento de enfermedades infantiles, tanto las que tienen un origen genético o embrionario, como las derivadas del proceso de gestación y sobretodo del parto.

Reserva ya tu cita

Escríbeme para concertar una visita y ofrecerte un diagnóstico totalmente personalizado.