Osteopatía deportiva

El deporte conlleva un desgaste corporal y alteraciones en la biomecánica de nuestro cuerpo, especialmente en las zonas que más usamos durante la práctica deportiva. A la larga, estos pequeños cambios estructurales pueden convertirse en dolorosas molestias tanto al hacer ejercicio como estando en reposo.

Como osteópata, actúo en aquellas zonas donde hay fijación articular, es decir, donde la movilidad del cuerpo se ha reducido. Normalmente las zonas con hipomovilidad son asintomáticas y el dolor se refleja en otras partes del cuerpo, que normalmente presentan una hipermovilidad compensadora.

La osteopatía deportiva te ayuda a mejorar tu rendimiento y a prevenir futuras lesiones provocadas por una mala adaptación a la práctica del deporte. En general, los objetivos que busca la osteopatía aplicada al deporte son:

  • Disminuir el tiempo de curación de las lesiones
  • Mejorar la movilidad muscular y articulares
  • Reducir el riesgo de sufrir lesiones por compensación

Tratamiento de lesiones mediante osteopatía del deporte

Lógicamente, la práctica de un deporte conlleva lesiones de vez en cuando, como fisuras, luxaciones o fracturas. Si has sufrido una lesión y te han inmovilizado alguna articulación, puedo ayudarte a tener una mejor recuperación. Cuando una articulación queda inmovilizada, por ejemplo por la aplicación de una escayola, el cuerpo crea mecanismos de compensación que afectan a los tejidos. Con la osteopatía del deporte podemos recuperar la elasticidad del tejido, recuperar el movimiento fisiológico y reducir las contracturas.

La osteopatía deportiva puede ser útil no solo en caso de lesiones. También tiene una gran función preventiva, ayudándote a mantener tu cuerpo en óptimas condiciones y conservando el grado de movilidad de las articulaciones y grupos musculares.

Reserva ya tu cita

Escríbeme para concertar una visita y ofrecerte un diagnóstico totalmente personalizado.